Idioma

Protección contra desprendimientos

Barreras estáticas

Las barreras estáticas son estructuras metálicas semirrígidas que permiten la intercepción de la trayectoria de caída de desprendimientos fundamentalmente rocosos. Son de especial aplicación en zonas en las que la potencia de los bloques rocosos desprendidos es reducida pero se requiere su intercepción para evitar el alcance a infraestructuras adyacentes.

Pantallas dinámicas

Pantallas dinámicas

Las barreras dinámicas o pantallas dinámicas son estructuras metálicas flexibles empleadas para la intercepción de la trayectoria de bloques rocosos de potencia considerable. Su aplicación fundamental es la protección frente a estos desprendimientos interceptando trayectorias sobre laderas, acantilados, desmontes, en los que debido a las características de los macizos no es posible o no es viable su estabilización in situ o se hace necesaria la adopción de medidas complementarias para evitar el alcance a las infraestructuras adyacentes.

Barreras de flujo de detritos

Las barreras de flujo de detritos o debris flow presentan una estructura similar a las barreras dinámicas. Son estructuras metálicas flexibles diseñadas para la intercepción de masas rocosas que reptan aguas abajo de una ladera, barranco, torrente, etc, frecuentemente debido a la acción del agua procedente de las lluvias en cabecera. Debido a la energía acumulada en estos flujos se hace necesaria para la protección de las infraestructuras la instalación de estos sistemas que reduzcan su energía de paso.

Malla de triple torsión

La malla de triple torsión empleada para la protección frente a desprendimientos constituye una sencilla solución en casos en los que los desprendimientos son de reducido tamaño.